Los abogados de accidente de tráfico en Huelva de nuestro despacho, están acostumbrados a recibir numerosas consultas sobre dichos siniestros, encontrándose con supuestos en los que únicamente han resultado dañados los vehículos implicados y otros supuestos en los que también resultan lesionados los ocupantes de dicho vehículo, por lo que el procedimiento ha de tener ciertas especialidades.

Es importante conocer la regulación básica de cualquier accidente de tráfico ya que ayudará, efectivamente, a tramitar un procedimiento con total soltura y libertad, pudiendo de esa manera satisfacer las necesidades de una persona que haya sufrido un accidente de tráfico, y que desee obtener una indemnización por ello.

Calcular una indemnización por accidente de tráfico, suele ser la tarea más común a la hora de afrontar uno de estos asuntos, ya que por norma general, habrá que basarse en los informes emitidos por el médico forense, o en un perito tasador al que se le encargue dicho informe, ya que como veremos a continuación, la regulación legal ha cambiado.

Algunas nociones básicas

Como abogados de accidente de tráfico en Huelva, somos conocedores de toda la regulación legal que rodea a la ocurrencia de un siniestro y que deriva del artículo 1902 del Código Civil, que regula la responsabilidad civil extracontractual, y recoge que todas las personas responderán de los daños que causaran a otra, siempre que no mediara dolo o voluntad de causar dicho daño, ya que entonces nos encontraríamos ante un delito.

1336127 1 - La labor de los abogados de accidente de tráfico en Huelva

Para un abogado de accidente de tráfico, ese artículo es el pilar principal sobre el que ha de basarse toda la reclamación y además ha de ser conocedor que hay un año para reclamar desde la ocurrencia de los hechos hasta la interposición de la demanda. No obstante, se pueden poner reclamaciones amistosas previas a la compañía aseguradora que prolongarán dicho plazo de un año.

Evidentemente, esta labor tiene que ser encomendada a abogados expertos en accidentes de tráfico, ya que por ejemplo ese plazo de un año hay que tenerlo en cuenta de cara a una posible reclamación y no todos los abogados, son conocedores de ello, normalmente porque están acostumbrados a llevar otro tipo de procedimientos.

La reclamación.

Normalmente, una reclamación por accidente de tráfico, suele iniciarse o bien mediante un escrito amistoso a la compañía aseguradora contraria o bien mediante una denuncia penal al juzgado de guardia, si bien esta última opción está cayendo en desuso por el hecho de que lo que anteriormente podía suponer una falta por una imprudencia leve, actualmente se ha despenalizado y dichas denuncias suelen terminar con un auto de archivo.

No obstante, a pesar de esa nueva regulación, suele ser frecuente que se presenten denuncias por un accidente de tráfico, acompañados de sus respectivas pruebas, como puedan ser los videos de los accidentes de tráfico en directo, a fin de que por parte del Juzgado se facilite al posible lesionado la visita al médico forense, ya que el mismo procederá a la valoración de las lesiones y se podrá cuantificar económicamente la reclamación.

Ahora mismo, pues, hablamos en el supuesto de que haya habido un lesionado como consecuencia del accidente, ya que de no haber existido ninguno y únicamente reclamar daños en los vehículos siniestrados, obligatoriamente habrá que optar por la vía civil, presentando una demanda ante el Juzgado de primera instancia, acompañada por las pruebas correspondientes, siendo la más frecuente el informe de valoración de daños del vehículo.

La tramitación

Es fundamental a la hora de sufrir un accidente de tráfico, y así lo aconsejamos como abogados de accidente de tráfico en Huelva, el hecho de realizar de la mejor manera posible el parte de declaración amistosa de accidente, ya que en ese caso, se puede convertir en una pieza fundamental que las compañías tengan en cuenta a la hora de estudiar el siniestro.

Así, si por ejemplo, todo se deja bien reflejado en dicha declaración amistosa de accidente y la responsabilidad en la ocurrencia del siniestro, lo más normal es que la compañía aseguradora del vehículo contrario, una vez examinada la documentación proceda a indemnizar al propietario del vehículo contrario a fin de darle una rápida respuesta a la situación y que el asunto no tenga necesidad de acudir a los juzgados.

Esa situación no suele ser tan frecuente en el caso de los accidentes de tráfico en los que hay lesionados, ya que dependiendo de las lesiones, de las secuelas y de los días que el lesionado haya estado de baja la indemnización puede alcanzar unos límites muy altos, pudiendo ir desde 1.000 e hasta más de 10.000 € o cantidades superiores si las lesiones que ha sufrido el lesionado son verdaderamente graves.

Conclusiones

Ante un accidente de tráfico, es fundamental mantener la calma y asegurarse, si el resultado no ha sido lesivo y por los conductores de los vehículos se puede realizar, elaborar una declaración amistosa de accidente lo más completa posible, para que en el caso de que no haya lesionados (o aun habiéndolos) se le pueda dar una pronta respuesta, mediante las conversaciones entre las compañías aseguradoras.

Y sea como fuera, ante cualquier tipo de accidente de tráfico, por menor que sea y sin esperar demasiado, es necesario al menos consultar el asunto con un abogado especialista en la materia, que al menos, permita tomar el norte sobre la realidad de la situación y no errar en la tramitación del procedimiento de manera que no se pueda volver atrás.

× ¡Contacta ahora!